Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas dirigidas y animadas por Jorge Sánchez-Manjavacas Mellado.
Pásate también por la Filoventana blog hermano de este.
La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto

domingo, 19 de febrero de 2017

Resumen: IV Café Filosófico y XI Sesión de Filosofía para Niños

El pasado sábado celebramos el IV Café Filosófico en la Biblioteca "Leer y Soñar" de Quintanar. Una actividad que lleva uniendo pensamiento, razón y metodología filosófica a un espacio tan fértil como es la propia biblioteca.

Nada más comenzar empezamos visitando los primeros minutos de un programa de la televisión pública argentina que se llama "Mentira La Verdad" y que muestra diferentes esferas de la Filosofía en la vida cotidiana o aplicaciones de las tesis de filósofos/as y su práctica. De ahí arrancamos que existen distintos tipos de interacciones y comunicaciones: en lo cotidiano, técnico/científico o filosófico. Además, observamos que hay muchas más formas de interaccionar en la comunidad como la interacción religiosa, artístico/creativa, la tecnológica (redes sociales), la afectiva, etc.

Observamos que en todos los casos la interacción es social, aunque puede cambiar por contextos y por intenciones. Para ello aprovechamos algunos textos del libro La presentación de la persona en la vida cotidiana (1959) de Erving Goffman que nos sirvió como anclaje para preguntarnos qué ocurre en según qué momentos en comunidad y cómo interactuamos entre nosotros según qué rol tomemos o ante qué público estamos. 
La verdad que el tiempo se nos pasó muy rápido y dio tiempo para poco, pero se nos ocurrió que para el Café Filosófico de marzo podríamos hablar de la escucha. Así que el tema elegido fue: "Los ritmos de la escucha, ¿cómo escuchar al otro?".

En segundo lugar tuvimos la XI sesión de Filosofía para/con Niños con los dos grupos habituales. En esta ocasión tuvimos la suerte de contar con 4 generaciones distintas porque realizamos un taller intergeneracional. En este caso no leímos ningún cuento ni contamos ninguna historia ni tocó plantear ningún concepto, en esta ocasión hablamos de cómo era la vida en otros tiempos. Hablamos de la escuela, las meriendas, las vacaciones, la escuela, los videojuegos y los juegos de la infancia, etc.

La suerte de contar con personas de 70-80, 60-70, 30-40 y de 20-30, además de los niños que van entre los 6 a los 10 años. Fue muy útil para que todos aprendiéramos de cómo era la vida entonces. Muchas personas de generaciones más mayores hablaban de cómo tenía un ingenio más agudo para fabricarse sus propios juguetes y artefactos, de cómo muchos de ellos salían a la calle a jugar hasta más tarde, se sentaban al fresco por la noche con sus familias o en los colegios los sentaban según fuera chicos o chicas, ellas aprendían a coser y ellos jugaban a juegos tan poco agradables como "lucha de cantos".

Otros momentos interesantes fue cuando los asistentes les hablaron de los videojuegos multijugador que ellos usan. Les hablaron de Minecraft y de cómo en ese juego se puede fabricar casi cualquier cosa y se puede jugar con casi cualquier persona del mundo. Fabricar una casa, un coliseo o un estadio de fútbol entre varias personas y ahí jugar con muchas gentes a través de Internet. Hablamos también de meriendas como aceite, paz y azúcar y de cómo antiguamente no se preocupaban tanto del azúcar como hoy en día y cómo existía mucha menos obesidad entre los niños. Tuvimos la experiencia cómo muchos de ellos tomaban meriendas en casas de sus abuelas y abuelos que ellos habían tomado y nos hizo muy feliz como algunas meriendas, como pan y chocolate, no cambia mucho. 
Aprendimos mucho, sobre todo, gracias a Matilde, ella nos preguntó que si eramos conscientes de las cosas que teníamos y si las sabíamos valorar, en su tiempo, incluso en familias que podían subsistir, no era común tener tanto ni acumular tanto, se tenía lo justo y necesario. 

Fue una sesión, como decíamos, muy original. Muchos de los invitados dijeron que les interesó conocer, de primera mano, cosas que van cambiando (chicos que juegan en el recreo con chicas, la cantidad de viajes en avión que hoy se pueden hacer, etc.), aunque también hubo momentos para aprender de algunas lecciones que la sabiduría de la gente que ha vivido más puede aportar más.
Para escucharles en directo tendremos que esperar a Pensando que es gerundio, nuestro podcast que se publica también en Radio Quintanar y en el veremos esta sesión con mayor detenimiento. 

Una de las mamás participantes nos pasó una fotografía de un aula de Quintanar (del profesor Enrique Asensi) en 1955 para que pudiéramos ver alguna diferencia con la educación que hoy tienen los participantes de nuestros talleres.



No hay comentarios:

Publicar un comentario