Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas. Pásate también por la Filoventana blog hermano de este.

domingo, 24 de mayo de 2020

La (peligrosa) apropiación de los símbolos

Estos últimos días estamos asistiendo a manifestaciones propuestas por grupos políticos de derecha y extrema derecha contra las medidas y contra la gestión del gobierno actual. Sin embargo, da la sensación que el tablero político está roto.

Imagen de elasterisco.es

En un pequeño ejercicio de empatía, algo que podría parecer extraño en este tiempo de bandismo y confrontación hiperpolarizada, me da por pensar en aquellas personas que no están en estas polarizaciones. Personas que habitan lugares y formas de pensar que algunos llamarían cobardes y otros llamarían prudentes, pero que en definitiva están en los márgenes e incluso lejos de los extremos. Persiguiendo un consenso, tal vez ilusorio, o una unión, en muchas ocasiones imposible.
¿Me pregunto cómo actuaría una persona que acepta, quiere y asume la Constitución Española de 1978 y observa cómo se apropian grupos de extrema derecha de estos símbolos como la bandera o el himno? ¿No será tal vez la sensación de expulsión lo que pueda llegar a sentir?
Tenemos un ejemplo claro en un país no muy lejano, aunque con una tradición e historia algo distintas a la nuestra. La canciller Angela Merkel negó portar la bandera de Alemania en uno de los últimos mitines en la Campaña Electoral de 2019 precisamente para evitar que la bandera Alemana fuera asociada a una manera de pensar. ¿Es esto responsabilidad política o tal vez empatía con las otras formas de gestionar su país que no son la suya? ¿Altura de miras o amplitud del tablero político?


Por otro lado, es habitual ver en manifestaciones de grupos de izquierda o extrema izquierda portando la bandera de la Constitución de 1931, es decir, la bandera de la II República Española. ¿Qué pensaría una persona republicana y liberal de 1930? ¿Qué pensaría al respecto el filósofo liberal y Manchego, Antorio Rodríguez Huéscar? Quien fuera uno de los discípulos de Ortega y Gasset más desconocidos y que sufrió la persecución fascista por ser liberal. Él tampoco estimaba la pérdida de libertades que venía con la dictadura y esto le hizo exiliarse durante muchos años exteriormente e interiormente cuando pudo regresar. Este exilio que tantas otras personas no favorables a la dictadura fascista sufrieron ¿Qué pensaría él de esa apropiación de la bandera Republicana?
Dice Rodríguez Huescar: "Ya después de haberse retirado de la política activa, todavía en tiempos de la República, unos cuantos jóvenes de distintas tendencias ideológicas, entre los cuales me contaba yo -algunos éramos discípulos de Ortega, otros no lo eran, al menos directamente-, acudimos a Ortega en busca de orientación precisamente política. Entonces se formó un pequeño grupo del que no se ha hablado nada y del que alguna vez habrá que hablar. Nos reuníamos, recuerdo, en Gambrinus y aquello acabó un poco como el rosario de la aurora. Fue en el año 35 y quizá ya, incluso, a comienzos del 36, no recuerdo exactamente las fechas. Y las directrices que Ortega nos dio coincidían perfectamente con esas ideas políticas que ya aparecen en su primer escrito. Y siempre, con unas y otras reflexiones, se atuvo a ellas."
O como reflexiona el profesor de Filosofía Santiago Navajas, abiertamente liberal, en Twitter ante mi pregunta sobre la apropiación de los símbolos

Bueno, ¿y ahora que deberíamos hacer? Está claro que existen muchas formas de pensar, de articular un pensamiento y pasar de estos al terreno de la acción. Muchas maneras de entender la política y la gestión de los recursos, pero ¿olvidamos que estamos en el mismo sitio? Que la tierra que pisamos es la misma, que el vecino es vecino mío tenga la bandera española de 1978, la bandera del coletivo LGTBi+ o la bandera constitucional de 1931
Sin un consenso común, sin una ética o política de mínimos, ¿desde dónde partir?
¿Deberíamos crear una simbología ad hoc para las personas que no quieren formas polarizadas desde donde enfrentarse a los problemas de la vida y de la política?
¿Buscamos un consenso, un acuerdo de mínimos, un espacio neutral y común que vaya al terroso pedregal que es la política, pero también a la necesaria vida entendida como convivencia ciudadana?

También podemos esperar a que todo sea interpretado de una manera bi-polar. Que cualquier gesto, aunque se haga desde la ingenuidad, pueda ser objeto de interpretación por el lado de quien mire o quien interprete.
Habrá que conformarse con la tristeza, me imagino.
Luego que no se extrañen si hay quienes reniegan de unos símbolos o mal usan otros. Última canción de Flip Jiménez.


Referencias utilizadas:
1. "Ésta es la verdadera razón por la que Merkel 'despreció' la bandera alemana". El Español, diciembre 2019.
2. El liberalismo de Ortega, Antonio Rodríguez Huéscar, 1983.
3. "Adela Cortina y su Ética de Mínimos". El comercio, septiembre 2014.
4. "La apropiación de símbolos por parte de los neonazis llega a los esports y causa controversia en Overwatch league", Juan Garro, abril 2019.
5. Imagen de elasterisco.es "Los españores y sus símbolos", julio 2017. https://www.elasterisco.es/los-espanoles-sus-simbolos/#.XspvqprtZ-U

8 comentarios:

  1. Odio las banderas, cualquier bandera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Hasta la bandera de la Cruz o media Luna roja?
      ¿Por ese odio tan radical?

      Eliminar
  2. creo que a los que se han apropiado de la bandera les joderia bastante que todos la usaramos como símbolo de una España libre y la portaramos en las distintas manifestaciones independientemente de la ideologia de cada uno y así dejaría de ser propiedad de ellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es cierto que el gesto ese de reaprociación es confuso. Pero bueno, sería al menos al principio.

      Eliminar
  3. Estas totalmente equivocado, la bandera es símbolo de Unión de todos los españoles, seas de izquierda, centro o derecha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te has leído el post? ¿En qué momento digo que los símbolos no sean elementos que pueden unir? (Casi Alemán)

      Eliminar
  4. Habría que ir evitando el uso de las banderas como elemento disgregados en vez de agregador. Por su espíritu inicial me gusta el simbolismo de la bandera de la Unión Europea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero ahora imagínate que solo grupos de minorías étnicas europeas hacen suya la bandera y la llevan a todas sus protestas, manifiestaciones y reivincidaciones. El uso del significado "Bandera de la UE" sería cambiado y habría que buscar otro elemento de significación común.
      El tema es complejo, no hay duda.

      Eliminar

La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto