Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas dirigidas y animadas por Jorge Sánchez-Manjavacas Mellado.
Pásate también por la Filoventana blog hermano de este.
La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto

domingo, 16 de septiembre de 2012

1er. Café Filosófico en Campo de Criptana. Korova Criptana y Koiné Filosófica ¿Puede el orgullo dañar nuestro Ego? 15/9/2012



(A continuación se muestra solo un resumen de lo expuesto de la sesión)

El sábado dio comienzo el primer Café Filosófico realizado en Campo de Criptana, pueblo de Ciudad Real y además ciudad natal de Jorge (el creador de esta página). Unas 27 personas rodearon un gran círculo de mesas que se prepararon en la cevecería La espuela II.





A las 18:45 y dando 15 minutos de cortesía comenzó el Café Filosófico. Iniciamos la sesión con una pequeña historia de los inicios del Café Filosófico, en Francia con Marc Sautet y en EEUU con Cristopher Phillips.
Tras esto se planteó la primera parte del FiloCafé optando por un análisis de la definición y valorando dicha definición en nuestra vida.

Puedes ver AQUÍ la guía que se usó durante el FiloCafé.

Durante la sesión salieron preguntas como estas:

¿El orgullo está modificado o creado por nuestro entorno?
¿Pueden existir dos tipos de Orgullos? (Uno bueno y uno malo)
¿Las definiciones que tenemos en nuestro diccionario están contrastadas con los usos de dicho concepto en otros idiomas?
¿El orgullo negativo va asociado a lo material o también a lo inmaterial?
¿Se puede estar orgulloso de ser orgulloso?
¿El orgullo es innato así como el egoísmo entendido como instinto de supervivencia?
¿Si no es innato lo aprendemos? ¿Si lo aprendemos es bueno reprimirlo?




También surgieron ideas como las siguientes:
- El orgullo está asociado a una definición parcial, estamos educados en esa “falsa humildad” que a veces no nos ayuda a valorar suficientemente lo que hacemos.
-El cambio de “estar orgulloso” a “ser orgulloso” origina un cambio radical en la definición.
-El orgullo tiene una definición negativa y una positiva, y ambas solo están delimitadas por el respeto hacia los demás. Se puede estar orgulloso de los logros de uno mismo sin tener que faltar a quien te rodea o sabiendo apreciar los propios fallos. El orgullo negativo es aquel que se basa en la soberbia.
-El orgullo es algo positivo en la medida que se basa a una “Autoestima”.
-El orgullo es totalmente positivo puesto que los comportamientos desmesurados debería ser reconocidos no como alguien orgulloso sino como alguien altivo, soberbio, etc.
-En la religión cristiana y nuestra cultura Occidental ha proliferado una educación del niño en la humildad que es buena y no en el orgullo, calificada como mala.
-El orgullo tiene una concepción totalmente negativa de hecho, radicalmente hablando, el orgullo solo muestra unas carencias emocionales o sociales que se “solucionan” con ese orgullo. Entre el término humildad y orgullo podemos encontrar el término medio como puede ser la modestia, esto es, un reconocimiento de las virtudes y defectos de uno mismo sin la sobre estimación que indica la definición de la DRAE.
-No debemos olvidar que el orgullo es un sentimiento, que se siente y que en estado de movimiento (estar orgulloso) no tiene por qué ser negativo, pero cuando esa sensación se hace perpetua se convierte en completamente negativo (ser orgulloso)
-El orgullo también puede ser un orgullo contextual, por ejemplo: orgullos nacionalistas u orgullos de orientación sexual, aun así parece ser que hay una carencia. Puede ser una carencia también de libertad, como puede ser la Diada en Cataluña.
-Nuestro ejemplo como españoles es claro, estamos orgullosos en exceso de nuestros logros deportivos pero carecemos de muchas cosas, como una noción cultura unida, una sociedad más solidaria y comprometida con lo que le rodea, etc.
Para finalizar y asumiendo la última parte del FiloCafé pedimos a los asistentes que digan algo que le ha llamado la atención de la sesión:
-Nunca había relacionado el orgullo con el amor propio y me parece curioso como el orgullo puede tener un aspecto positivo.
-Deberíamos estar orgullosos de ser humildes o ser humildes por ser orgullosos.
-No hemos llegado a una conclusión al tema y me encanta. Demuestra una vez más que más importante es el camino recorrido (con las preguntas que han salido) que llegar a una conclusión, porque se ve como en la Filosofía no hay VERDADES absolutas sino movimiento hacía la búsqueda de lo que la verdad puede ser aquí y ahora.
-El camino no acaba aquí, creo que mucho de nosotros salimos con ganas de más y con las ganas de seguir pensando del tema.



Al finalizar el Café Filosófico se eligió el tema para la próxima sesión, sin fecha concretada aun:
El tema elegido fue ¿Felicidad o Autoengaño?



Para terminar me gustaría agradecer a todos aquellos de vosotros que participasteis en el primer Café Filosófico, a Gustavo por dejarnos una sala para la actividad en la cervecería La espuela II y a la Plataforma Cultural Korova Criptana sin los cuales esta actividad no habría podido salir adelante. GRACIAS.

¿Quieres seguir buscando más información de este Café Filosófico?
"Así habló Zaratustra" F. Nietzsche
"Ética a Nicómaco" Aristóteles
"Socrates Cafe" Critopher Phillips
"Filosofar como Sócrates" O. Brenifier

8 comentarios:

  1. Estoy orgullosa de haber asistido al primer café filosófico de Campo de Criptana. Felicidades a Jorge y a todos los participantes. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho la experiencia del café filosófico, la buena disposición de la gente a participar y los temas tan interesantes que surgieron. Espero próximas ediciones. Gracias a Korova, a Koiné Filosófica y, por supuesto, a Jorge.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Loli y Mª Dolores. Creo que es seguro que no habría salido todo tan bien de no haber sido por vosotros.
    Hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  4. Siento no haberme acordado durante el café de la conocida frase "Me llena de orgullo y satisfacción..." para reforzar la idea de que son conceptos distintos. Como bien sabe nuestro Rey y su Equipo de Asesores, "sentirse orgulloso" no es sinónimo de "sentirse satisfecho" y por eso lo diferencia en sus discursos. !Y que nadie me lleve la contraria si no quiere faltarle el respeto a Su Majestad y a España!
    Por otro lado, me preocupa que muestre tanto sus carencias mostrando tantas veces orgullo por los éxitos de otros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja simpático comentario.
      Sin duda no hay problema por recordar más ejemplos de la vida cotidiana o que nos rodean una vez pasado el Café Filosófico ¡para eso sirve esta página!
      ¿Qué carencia muestra el Rey al decir tantas veces eso de "me llena de orgullo.."?

      Gracias Antonio por comentar.

      Eliminar
    2. Ironías aparte, se comentó la posibilidad de que cuando uno se “siente orgulloso” por los logros de otros (como por ejemplo por lo que consiguen los hijos, o por los éxitos de un equipo de fútbol), o por el contexto (una nación o condición sexual), en el fondo se puede estar demostrando ciertas carencias. En lo que le pase al Rey, si le pasa, ya no me meto, pero cada vez que le oiga eso de “me llena orgullo y satisfacción”, pues como que no va a ser lo mismo por culpa del “café filosófico”.
      Por cierto, se me olvidó dar las gracias a todos, y en especial a ti, Jorge, y a Korova.

      Eliminar
    3. Lo hablaba con Raquel por Facebook. La Filosofía es muy adictiva y los Cafés Filosóficos mucho más, si cabe.
      Salieron comentarios realmente muy buenos y ejemplos prácticos en donde el orgullo refleja una carencia evidente.
      Las gracias os las tengo que dar yo a vosotros por haber hecho una sesión tan interesante y entretenida.

      Eliminar
  5. Siento no haber estado en vuestra tertulia, espero que la proxima vez pueda, veo que ha sido muy interesante para todos, un saludo

    ResponderEliminar