Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas dirigidas y animadas por Jorge Sánchez-Manjavacas Mellado.
Pásate también por la Filoventana blog hermano de este.
La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto

martes, 7 de febrero de 2017

IX Sesión de Filosofía para Niños: La Paz

Nueva sesión y nuevo tema: Aprovechando que la semana pasada los colegios de la localidad de Quintanar celebraron el Día de La Paz y la No Violencia trajimos a nuestra comunidad de indagación la parte reflexiva de este tema: Hablamos de la paz. Para ayudar en nuestra reflexión acompañamos la actividad algunas frases de personas reconocidas a nivel mundial y tratamos de problematizar sobre el significado de sus palabras.
Explicamos antes de nada lo era son "citas" y "frases célebres".


1. "No hay camino para la paz, la paz es el camino."


Muchos de los participantes reconocen esa frase rápidamente porque la tienen puesta en sus colegios y clases. Algunos quisieron dar su particular punto de vista diciendo que Gandhi quiere decir que no se puede comprar o quitar la paz a alguien, la paz debe ser una construcción.
Esta cita nos dio pie para definir lo que es la paz como algo abstracto, inmaterial. Algo que, como el amor, no podemos ver en la calle como una entidad viva (como podría ser un árbol), sino que es más bien algo que se siente y con lo que se trabaja.

2. "Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes."


La cita de Newton nos sirvió perfectamente para hacer una explicación de lo que eran los símbolos. Muros: elementos que nos encierran a nosotros mismos y no nos permiten ver a nadie más. Castigos.
Puentes: Caminos que elaboramos para que otros vengan a nosotros y nosotros podamos ir a otros. Ofrecer paz, amistad, comprensión o cariño a alguien que lo necesita.

3. "Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: La paz."

  
Einstein nos ofreció un punto de inflexión en la reflexión. Parece que una pistola, una metralleta o una bomba atómica es mucho más poderosa que la propia paz. Sin embargo, muchos de los participantes se percataron de algo interesante: la paz es comunicación. Para evitar la pelea, la mejor arma es el diálogo y la única arma que tiene la paz para sí misma es el poderoso diálogo, lleno de buenas razones por las cuales es mejor no pelear.
Es decir, es cierto que poco puede hacer un arma cargada contra el concepto abstracto de la paz, pero también es cierto que el arma más poderosa que puede cambiar opiniones y guerras es la mediación y el diálogo.


4. "La paz comienza con una sonrisa."


Esta cita nos vino a confirmar lo que sospechábamos. Algún asistente comentaba que a veces le pasa que cuando le sonríe a alguien la persona le sonríe de vuelta y hablamos de la hipótesis de ir con cara de enfadado a todos lados. En ese caso, sospechamos que la gente no responderá con sonrisa sino con más enfado o con violencia.
De ahí entendimos que existe algo clave en la construcción de la propia paz: el optimismo de quien cree que lucha por algo bueno. La violencia solo genera más violencia. Nadie en una guerra gana nada. Aunque alguno salga victorioso pero las muertes no son victoria para nadie.

5. "Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz."


Gracias a Confucio alcanzamos a ver un aspecto fundamental en cualquier situación en la que la paz sea una necesidad: la paz interior. Entendimos que este tipo de paz puede ser considerada como el amor a uno mismo,  querer todo lo que uno mismo tiene, sin tener que envidiar a mi igual. De otro modo, tampoco podemos exigir ni imponer la paz a alguien si nosotros estamos alterados, broncos o de manera violenta. Probamos diferentes formas de ofrecer la paz e incluso algunos gritándola: "¡Ten la paz"!
Así fue fácil entender que la paz no se puede imponer, la paz se ofrece y se construye de un lado a otro.
 6. "Todos quieren la paz, y para asegurarla, fabrican más armas que nunca."


Mingote nos dejó con un sabor contradictorio en la sesión. Muchos de los asistentes dieron sus razones por las cuales las armas no ofrecen jamás ninguna garantía de paz. Aquel que hace la guerra aunque sea para dar la paz a unas personas, tarde o temprano, volverá a querer la guerra por otra razón. Volvimos a traer a la mente eso que habíamos desarrollado durante la sesión: La paz requiere serenidad, paz interior, diálogo, sonrisa, optimismo y muchos puentes.


Algunos, al final de la sesión, empezaron a poner ejemplos que han visto en televisión o les han contado. Un tal presidente de un país grande en su variedad, en sus gentes quiere poner un muro muy grande y evitar que entren personas de un tipo de religión porque piensa que así garantizará la tranquilidad y la paz en su territorio. No quisimos ni recordar su nombre, preferimos que quede a la posteridad por intentar imponer un tipo de "paz" sin diálogo, sin puentes.

Seguiremos pensando.


Recuerda que puedes ayudarnos a hacer crecer este proyecto convirtiéndote en mi mecenas desde 1$. Si quieres saber más de proyecto haz clic aquí.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada