Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas dirigidas y animadas por Jorge Sánchez-Manjavacas Mellado.
Pásate también por la Filoventana blog hermano de este.
La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto

domingo, 29 de enero de 2017

VIII Sesión de Filosofía para Niños: Los sentimientos

Empezamos con una nueva sesión tras el espectacular concierto que tuvimos la oportunidad de vivir en primer persona y que nos hizo pensar sobre el silencio, el ruido, el sonido, la música y a todos los lugares donde esta nos lleva: imaginar situaciones, sentir emociones, ver colores en las notas, observar la expresión de alguien que interpreta un instrumento, etc.

En esta ocasión nos tocó hablar de los sentimientos. Partimos de la reflexión de los sentimientos que parece percibimos de la interpretación y de la escucha activa. Así pues, empezamos hablando de la tristeza, saltamos a los celos, pasamos por el amor y el enamorarse y terminamos en la frustración. Vamos allá:

1. La tristeza era uno de los sentimientos que más se repitió cuando escuchamos los fragmentos que nos interpretaron los músicos que vinieron la semana pasada. Definimos la tristeza como una sensación que es negativa y que en muchos casos termina en el llanto. Diferenciamos el dolor de esta porque se puede estar triste por un dolor, pero no todos los dolores nos causan tristeza. También hablamos de que la tristeza habita en toda persona, da igual que seas hombre o mujer, todos podemos estar triste.
Vislumbramos que una vida sin tristeza será una vida demasiado "cargada", la tristeza nos sirve como vía de escape para desahogarnos de muchas situaciones que nos ocurren que no nos gustan. Una vida sin tristeza, como una vida sin alegría, sería una vida muy extraña. A los asistentes no les pareció del todo bien que todo el mundo ande diciendo que siempre hay que estar alegres porque hay que aceptar los momentos de tristeza cuando vienen, pero no quedarnos solo en ellos, ver el lado positivo de la vida también.


2. Pasamos a definir uno tan normal como es el de los celos. Celos que se parecen mucho a la envidia de cuando alguien tiene algo que me gusta o lo quiero, aunque no puedo tenerlo. También vimos que se pueden tener celos de personas por su buen comportamiento o buenas calificaciones, pero que con esfuerzo esos celos nos pueden ayudar a convertirnos en personas ahorradoras, que guardan dinero para comprar aquello que nos gusta de otro, estudiosos de personas que sacan más nota que nosotros o, incluso, con mejor comportamiento, de quienes la profesora siempre pone positivos en clase. Nos extrañó ver que el celo, aunque de una manera algo poco común, puede ser un impulso para hacer cosa mejores.



3. Enamorarse, amar, querer. Este sentimiento lo conocemos muy de cerca porque en nuestro entorno tenemos a padres, madres, familia amigos e incluso gente que nos gusta y a la que amamos. Vimos que hay personas que se aman y se casan, que aman porque son hermanos o simplemente porque las admiramos. No entendemos muy bien por qué la gente no usa más el "te amo" que el "te quiero", es confuso pensar en esto porque aunque lo que hacemos es amar, parece que solo decimos "querer", de hecho "enamorarse" tiene la palabra amor, no hablamos de "enquererse" con alguien.
Observamos que existen amores que pueden ser no correspondidos, amores por interés de fama, fortuna o simplemente amores que no son verdaderos y aunque eso no sea un sentimiento de amor, sí que lo es de desamor.

4. Frustración. Nos frustramos cuando "nos llevamos un chasco", cuando queremos que algo suceda y no lo hace, cuando queremos tener algo que no podemos tener o cuando simplemente no llegamos a tiempo a hacer todo lo que queremos hacer. En la frustración algunos vieron que se puede usar como impulso para hacer las cosas más rápido, dándote tiempo a hacerlo todo, pero otro vieron aquí que lo que de verdad hay es estrés y no nos gustó tener que hacer las cosas rápidas, nos gusta la calma.

De hecho pensar si no se hace con calma, a veces ni se hace bien. 


No nos olvidamos de deciros que vamos a empezar un podcast con diferentes secciones y que intentaremos publicar en Radio Quintanar pronto. Ya hemos empezado a familiarizarnos con la grabadora y pronto tendremos los primeros programas que esperamos que os gusten. De momento a seguir pensando.

Recuerda que puedes ayudarme a hacer crecer este proyecto convirtiéndote en mi mecenas desde 1$. Si quieres saber más de proyecto haz clic aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario