Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas dirigidas y animadas por Jorge Sánchez-Manjavacas Mellado.
Pásate también por la Filoventana blog hermano de este.
La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto

lunes, 13 de febrero de 2017

X Sesión de Filosofía para Niños: La justicia, la equidad, la injusticia y la imparcialidad.

Nuestra X Sesión de FpN estuvo enmarcada en los conceptos de Justicia, Equidad, Injusticia e Imparcialidad. Para la sesión hicimos uso de los materiales originales de M. Lipman y tomamos un fragmento de la novela titulada Mark. Desde ahí pudimos partir hacia estos términos, aunque primero empezamos con su definición ya que no todos los conocíamos.

Analizamos las lecturas fragmentadas para ir comprendiendo no solo términos y palabras difíciles, también situaciones o acciones que se nos presentaban.
En una de las situaciones una maestra traía caramelos para todos y su "criterio" para ser justa era dar más caramelos a los alumnos que mejor se habían portado. La clase se opuso diciendo que eso era injusto ya que "todos somos iguales". De ese modo la clase le dijo a la profesora que la justicia era la equidad y que para ser imparcial, lo mejor era dar dos caramelos a cada alumno.
La profesora tuvo que salir de la clase un momento y dejó la bolsa de caramelos encima de la mesa. Cuando regresó comprobó como los alumnos se habían pegado por coger los caramelos y de ese modo, los más fuertes se quedaron con la mayoría de los caramelos, los "algo fuertes" se quedaron con el resto y los más débiles se habían quedado sin nada. 

La docente, en ese momento, aplicó el criterio de justicia que había propuesto la clase y pidió que se le devolviera un caramelo cada uno. Así, la gran mayoría de "algo fuertes" se quedaron sin nada y los más fuertes aún tenían bastantes. 
Algunas asistentes propusieron que, con la situación dada y sin poder cambiar nada, se repartieran esos caramelos entre los más débiles aunque no fuera justo para los "medio fuertes". Sin embargo, nos quedamos con la frustración de no poder hacer nada contra los que eran más "fuertes" y habían arrebatado la mayoría de caramelos. Ante esto, otras participantes dijeron que lo mejor era que la profesora cogiera todos los caramelos de nuevo y los devolviera de manera invertida: los más débiles tienen casi todos, los "medio fuertes" unos pocos y los fuertes ninguno. También nos pareció injusto, porque aunque se aprovecharse con justicia la fuerza de la profesora no sería equitativo. Tampoco pensamos que por la fuerza se deba ganar nada ni ser alguien importante  (ni si quiera para ser presidente de un país o delegado/a de una clase).


Sea como fuera, este problema nos ayudó bastante a descubrir que la justicia puede tener criterios, algunos que tienen que ver con el esfuerzo, otros con la fuerza y la dominación y otros con el auxilio y la ayuda de los menos tienen.
Mientras dialogábamos hubo tiempo para que cada uno nos confesara alguna situación vivida que califican como injusta (Una profesora que califica mejor a una alumna que le trae regalos a clase en lugar de calificar mejor a quien se esfuerza más, que me den menos paga que a mi hermano porque es mayor que yo, etc.). Esto nos ayudó a plasmar de lo abstracto de estos conceptos y desde ahí llevarlo a lo concreto de nuestras situaciones vividas.

También lidiamos con otro problema plasmado en el texto: Bart, uno de los personajes, habla de que en su familia solo pudo estudiar él porque su primo Nunzio empezó a aprender un oficio ya que sus padres murieron en un accidente y no pudieron atenderle, su hermana Alicia por el mero hecho de ser chica tenía que casarse y no la dejaban estudiar y solo él pudo llegar a ir a la universidad.
Este fragmento facilitó el poder hablar de cómo antes las personas tenían que salir de la escuela o ni siquiera poder ir a ella para ayudar en casa trabajando, con 9 años, con 12 o con 14.
La pregunta que dejó latente el texto fue: ¿Cómo es posible que tengamos que "triunfar" en la vida, si nada más nacer nadie empieza con unas condiciones similares de vida?

El diálogo siguió por muchos derroteros pero nos gustó mucho el que tenía que ver con la vida en otro tiempo. De ese modo, vamos a pedir a abuelos y abuelas, a padres y madres que nos acompañen en la próxima sesión para que tengamos una perspectiva intergeneracional de cómo era la vida cuando ellos tenían 9 o 10 años.



No hay comentarios:

Publicar un comentario