Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas.

sábado, 17 de octubre de 2020

"Among Us" y los prejuicios

Para estas últimas semanas había decidido trabajar los prejuicios en Valores Éticos. Pero creí que era adecuado gamificar o ludificar este tema porque a veces se hace pesado y problemático entender qué es un prejuicio y sobre todo, qué hacer cuando nos encontramos con una persona que sostiene un prejuicio.
 

Entonces se me ocurrió que sería buena idea buscar un referente entre la gente adolescente que les de para dialogar y debatir sobre temas. Pronto vino a mi cabeza el famosísimo juego que algunos youtubers han vuelto existoso como el "Among Us".
 

Para quién no lo conozca, si es que hubiera alguien todavía en esta fase, este juego consiste en arreglar una nave espacial en la que hay un grupo de 10 jugadores todos online, con distintos colores, sombreros y características puramente estéticas. En este grupo puede haber entre 1 ó 2 impostores que harán lo posible por ir boicoteando los arreglos de sus compañeros, que se harán en formato minijuego, e irán asesinando a los tripulantes sin ser descubierto. Pueden ganar los tripulantes si consiguen descubrir al impostor o impostores o pueden ganar los impostores si consiguen asesinar a suficiente gente o boicotear muchos arreglos sin que nadie haga nada.
 

Si un jugador encontrara algún personaje eliminado por la nave, puede reportar el suceso y entra en juego lo que yo buscaba para esta actividad: el debate/el diálogo y la deliberación. En este punto deben convencer con pruebas o sin ellas que alguien es el impostor y finalmente votarle o no.
 

Y bueno, ¿cómo conseguimos jugar a este juego en una clase sin dispositivos electrónicos? ¡Pues fue más sencillo de lo que yo esperaba!
En primer lugar me hice un par de folios con 35 personajes con diferentes colores entre los que incluí escrito por detrás a 4 impostores. Hice tantos para poder ir variando colores, formas y por si algún papel se perdía o deterioraba durante el juego.
 
Posteriormente me anoté 15 preguntas, a modo de temas, sobre temas muy polémicos y que la sociedad tiene bastantes prejuicios y está bastante polarizada. Temas relacionados con la emigración, la tauromaquia, la monarquía, el sueldo de los profesores, el feminismo, la masculinidad, la homosexualidad, la adopción, los vientres de alquiler, las etnicas culturales, las costumbres, las religiones, etc.
 

Las reglas eran bastante sencillas, elegirían a un personaje y tendrían que dialogar sobre un tema con el orden habitual de levantar la mano y esperar su turno y, sobre todo, hacerlo sin faltas de respeto. La persona o personas con el papel de impostores tendrían que sembrar dudas sobre el tema elegido. Así, por ejemplo, si la mayoría de la clase estaban de acuerdo en que las parejas homosexuales tuvieran el mismo derecho a adoptar que las parejas heterosexuales, alguien tendría que introducir, sutilmente, prejuicios o ideas prejuiciosas que nos hicieran dudar. Lo bueno, y también lo confuso, es que hay parte del alumnado que también sostienen prejuicios, así que podría ser una tarea difícil descubrir a simple vista a las personas con roles de impostores.
 
A modo de ejemplo: durante uno de los diálogos que yo pregunté "Qué es mejor, ¿Monarquía, República o Franquismo?" en 1º de la ESO, una de las alumnas desarrolló un papel excepcional. Si la clase estaba entre la Monarquía y la República, argumentando cosas buenas y malas de cada una, ella habló positivamente del Franquismo al introducir la parte de la reconstrucción del país tras una Guerra Civil. Lo hizo tan bien que nadie se percató que estaba haciendo de impostora, porque mencionó algo tan lógico que a nadie le hizo pensar que su propuesta era antidemocrática y que apelaba a la eliminación de las libertades. 
 
Las/los impostores no solo tienen el papel de introducir dudas y prejuicios. Además, cada 5 minutos de reloj irán asesinando a gente de la clase de manera oculta. Todo el mundo cierra los ojos, se permite a la persona impostora que los abra, avise al profesor de quién quiere eliminar y tras esto se debatirá a quién acusar. Tras las acusaciones argumentadas, se hará una deliberación que terminará con una votación y si la mitad de la clase vota a favor, se expulsará a esa persona del juego descubriendo si era o no impostora.

La actvidad la he probado con todos los niveles, desde 1º de la ESO hasta con 4º de la ESO y en todas gustó bastante. Al menos la mayoría hablaban así de esta actividad.
 
Yo espero que os ayude y que os sirva para poner en marcha la clase el diálogo, el debate y la deliberación consciente y el trabajo, siempre activo, de los prejuicios que siempre estarán ahí para ser señalados, descubiertos y explicados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto