Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas.

lunes, 14 de diciembre de 2020

Resumen. VIII Café Filosófico Virtual: "¿Merece la pena esforzarse?"

 ** Aviso ** Esto es un resumen de la actividad. Puede contener equívocos y algunos comentarios o aportaciones que se hicieron pero que no se se recopilaron. 

Nuestra sesión comenzó puntual a las 17:00 (hora española) dándonos saludos y avisando de que este es el último Café Filosófico de la temporada 2020 que comenzó en abril, entre otras cosas, a causa de la pandemia y el confinamiento con el que tuvimos que lidiar y ya hemos llegado a 8 sesiones ininterrumpidas. 

 Empezamos, como viene siendo ya habitual, con el disparador filosófico en el que había pedido, unos días antes, que se fijaran en ambos textos y señalaran con cuál de ellos se sentían más identificados y con cuál menos. 

“Cuando llegue la hora de mi muerte, no sentiré haber vivido en vano. Habré visto los crepúsculos rojos de la tarde, el rocío de la mañana y la nieve brillando bajo los rayos del sol universal; habré olido la lluvia después de la sequía y habré oído el Atlántico tormentoso batir contra las costas graníticas de Cornualles”

Bertrand Russell, filósofo y matemático.


"Esfuerzo no es estudiar ocho horas diarias, seguidas, sin levantar cabeza; y después fastidiar a tu hermano-a, vecino o compañero… El esfuerzo supone colaborar en equipo, ayudar al de al lado si se deja y así lo quiere. Esfuerzo es inteligencia emocional: disfrutar de lo que hago y con aquello que llevo entre manos… Esfuerzo es motivación, que quiere decir si me interesa, si me apasiona, si me enamoro de esa materia seré capaz de madurarla y “hacerla carne de mi carne”. Si no existiera ese motor de la motivación, sería imposible aprender. Uno ha de estar constantemente asombrándose de lo que ve, de lo que escucha, de lo que aprende y de lo que vive…a todo esto se le llama motivación."

Emilio Garrido-Landívar . Especialista sanitario

 En este punto empezamos a abordar la idea un esfuerzo vital, hacia un objetivo de vida y otro más bien, como rebaño, hacia esfuerzo impuestos o aceptados inconscientemente.
Se habló de la importancia de "pararse a pensar" para ser conscientes de si el esfuerzo propio se corresponde con el deseo de una persona o si vivimos tan rápidos que somos incapaces de disfrutar de nosotros mismos.

 Tras abordar varios temas que fueron saliendo y conceptos, como la diferencia entre esfuerzo y sobre-esfuerzo o vida como carente de sentido y el esfuerzo por darle sentido y cómo la crisis sanitaria nos había vuelto a poner en un lugar inesperado y uno debía esforzarse por reencontrarse, pasamos a analizar los textos propuestos para la actividad (abajo tenéis las referencias a todos ellos)


“Este es el paisaje social que se presintió en los años 90, cuando comenzó a hablarse del reparto del trabajo y de la civilización del ocio. Se nos anunció el advenimiento de la felicidad: la revolución tecnológica copernicana que se estaba produciendo permitiría que los seres humanos dejarán por fin de ganarse el pan con el sudor de su frente y se dedicaran a su familia, a sus aficiones y a sus placeres. Qué lejanos e irreales nos parecen ahora aquellos tiempos. Hoy se nos pide que trabajemos más horas por menos dinero, que agrupemos las fiestas para no distraernos, que nos jubilemos más tarde e incluso que no nos enfermemos si queremos cobrar nuestro salario. Ya no se habla de la civilización del ocio, sino de la cultura del esfuerzo”
Luisgé Martín

La naturaleza no ha hecho al zapatero ni al herrero; tales ocupaciones degradan a los que las ejercen: viles mercenarios, miserables sin nombre, que son excluidos por su mismo estado de los derechos políticos. En cuanto a los negociantes, habituados a mentir y engañar, serán tolerados en la ciudad como un mal necesario.
Platón

Y puesto que nos encontramos investigando sobre el régimen mejor, y éste es aquel bajo el cual la ciudad sería especialmente feliz, y la felicidad, se ha dicho antes, sin virtud no puede existir, es evidente [...] que en la ciudad más perfectamente gobernada y que posee hombres justos en sentido absoluto y no relativo al principio de base del régimen, los ciudadanos no deben llevar una vida de trabajador manual, ni de mercader (pues esa forma de vida es innoble y contraria a la virtud), ni tampoco deben ser agricultores los que han de ser ciudadanos (pues se necesita ocio para el nacimiento de la virtud y para las actividades políticas).
Aristóteles

Una extraña locura se ha apoderado de las clases obreras de las naciones donde domina la civilización capitalista. Esta locura trae como resultado las miserias individuales y sociales que, desde hace siglos, torturan a la triste humanidad. Esta locura es el amor al trabajo, la pasión moribunda por el trabajo, llevada hasta el agotamiento de las fuerzas vitales del individuo y de sus hijos. En vez de reaccionar contra esta aberración mental, los curas, los economistas y los moralistas han sacralizado el trabajo.
Paul Lafargue

En estos tiempos en que todo el mundo está obligado, so pena de ser condenado en ausencia por un delito de lesa respetabilidad, a emprender alguna profesión lucrativa y a esforzarse en ella con bríos cercanos al entusiasmo, la defensa de la opinión opuesta por parte de los que se contentan con tener lo suficiente, y prefieren mantenerse al margen y disfrutar, tiene algo de bravata y fanfarronería. Sin embargo, no debería ser así. La supuesta ociosidad, que no consiste en no hacer nada, sino en hacer muchas cosas que no están reconocidas en las dogmáticas prescripciones de la clase dominante, tiene tanto derecho a exponer su posición como la propia laboriosidad. Se suele admitir que la presencia de personas que se niegan a tomar parte en la gran carrera de obstáculos por un poco de calderilla no hace más que insultar y desalentar a quienes participan.
Robert Louis Stevenson

Como casi toda mi generación, fui educado en el espíritu del refrán "La ociosidad es la madre de todos los vicios". Niño profundamente virtuoso, creí todo cuanto me dijeron, y adquirí una conciencia que me ha hecho trabajar intensamente hasta el momento actual. Pero, aunque mi conciencia haya controlado mis actos, mis opiniones han experimentado una revolución. Creo que se ha trabajado demasiado en el mundo, que la creencia de que el trabajo es una virtud ha causado enormes daños y que lo que hay que predicar en los países industriales modernos es algo completamente distinto de lo que siempre se ha predicado.
[...]
El tiempo libre es esencial para la civilización, y, en épocas pasadas, sólo el trabajo de los más hacía posible el tiempo libre de los menos. Pero el trabajo era valioso, no porque el trabajo en sí fuera bueno, sino porque el ocio es bueno. Y con la técnica moderna sería posible distribuir justamente el ocio, sin menoscabo para la civilización.La técnica moderna ha hecho posible reducir enormemente la cantidad de trabajo requerida para asegurar lo imprescindible para la vida de todos.
Bertrand Russell

Finalizamos la sesión votando el tema del IX Café Filosófico Virtual (2ª Temporada) que se realizará el domingo 17 de enero con el tema:

¿Qué es la pasión?

Referencias

Luisgé Martín, “Elogio de la pereza”, 

visto en http://elpais.com/elpais/2012/05/29/opinion/1338317588_867296.html el 5 de diciembre de 2020.

Elogio a la pereza, " El gran Lebowski ".(2016) disponible en: https://www.researchgate.net/publication/309351715_Elogio_a_la_pereza_El_gran_Lebowski [ Visto el 5 de diciembre de 2020.].

Platón, La República

Aristóteles, Política

Paul Lafargue, El derecho a la pereza (1883), en https://www.marxists.org/espanol/lafargue/1880s/1883.htm visto el 5 de diciembre de 2020.

Bertrand Russell. Elogio de la ociosidad. (1932). http://www.alcoberro.info/pdf/russell3.pdf visto el 5 de diciembre de 2020.

Robert Louis Stevenson, En defensa de los ociosos (1877). https://www.serlib.com/pdflibros/9788430616541.pdf

visto el 5 de diciembre de 2020. 

¿Quieres esuchar el podcast de esta sesión o de otras anteriores? Haz click en estos enlaces y llévatelo donde quieras en Ivoox, Anchor, Sportify o Apple Podcast

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto