Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas dirigidas y animadas por Jorge Sánchez-Manjavacas Mellado.
Pásate también por la Filoventana blog hermano de este.
La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto

domingo, 11 de diciembre de 2016

IV Sesión del taller de Filosofía para Niños. ¿Qué es el yo?

En nuestra tercera sesión nos tocó hablar del "yo" como persona humana. 
Aunque antes de comenzar estuvimos repasando lo que los participantes habían trabajado en familia indagando sobre personas con algún tipo de discapacidad y cómo hacen su vida accesible. 

Para comenzar la sesión dividimos un folio en cuatro partes para que, a modo de cuadernillo, formaran cuatro caras diferentes. Esto fue lo que se les pidió:
1. En la primera cara dibujamos lo que considerábamos una persona humana.
2. En la cara posterior algo que no fuera una persona humana.
3. Para la tercera algo que se pudiera construir como si fuera un robot.
4. Algo que no existiera y que nos gustaría que existiera. 

Durante toda la sesión indagamos, en los dos grupos, una pregunta que pareció clave: ¿Qué hace al humano ser una persona humana?
Muchos de los cuatro elementos que dibujamos nos sirvieron para posicionarnos: hablamos de que somos animales, que tenemos un pulgar distinto al de los monos, perro y muchos otros animales, reflexionamos sobre nuestra capacidad creadora y constructora de cosas que nos hacen la vida más fácil o de cómo también tenemos una extraordinaria capacidad para inventar elementos que no existen o esa necesidad de querer siempre cambiarlo todo. 

Como podéis imaginar, queridos lectores, los dibujos (los niños se los llevaron a casa y no los pude fotografiar) dieron mucho juego para muchas preguntas. Por ejemplo: ¿Por qué un león no es una persona? ¿Si un robot tuviera los mismos elementos que tiene un humano, sería un humano? ¿Se podrían hacer galletas robots y para qué servirían? ¿Es posible que existan robots entre nosotros y nos demos cuenta? ¿Un gato robot volador? ¿Somos siempre las mismas personas, todo el tiempo? ¿Para qué nos sirve inventar cosas nuevas? ¿Todas las cosas las necesitamos o no las necesitamos? ¿Serían bonitos los animales que cambiáramos como un pájaro con cola de pavo real? ...

Como sabemos que es un tema difícil y peliagudo, hemos dejado la misma pregunta para que las propias familias sigan trabajando este concepto del Yo, como sujeto humano y en la próxima semana veremos hacia qué lugares les han llevado esas reflexiones. 
El próximo sábado tendremos nuestro III Café Filosófico en la que madres, padres e interesados pueden venir a analizar una cuestión desde una perspectiva filosófica que a casi todo el mundo atrae: El sufrimiento. Pronto daremos más detalles. 

Materiales utilizados para la sesión:
-Wonder Ponder "Yo, Persona", Ellen Duthie y Daniela Martagón
-Superpreguntas "Qué soy yo?", Oscar Brenifier y Aurélien Débet

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada