Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas dirigidas y animadas por Jorge Sánchez-Manjavacas Mellado.
Pásate también por la Filoventana blog hermano de este.
La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto

domingo, 6 de noviembre de 2016

I sesión. Taller de Filosofía para Niños en la Biblioteca "Leer y Soñar". Quintanar de la Orden (Toledo)

La primera sesión que tuvimos este tercer año en la Biblioteca Pública "Leer y soñar" no pudo empezar mejor. Volvemos a repetir en forma: dos grupos de unas 10 - 14 personas cada uno, con edades diferenciadas entre los 6 hasta los 12 años. De este modo unos 25 participantes en dos grupos participarán en este primer trimestre.
No obstante las madres y padres también han sido informadas de estos primeros pasos puesto que, como ya hicimos en otras ediciones, ellos también tendrán un papel no solo importante sino también significativo en el desarrollo de las actividades propuestas.

Pero vayamos al resumen esta primera sesión:
Lo primero que hicimos fue presentarnos y descubrir esas caras y esos nombres nuevos que tenemos entre nosotros y volver a dar cariñosos saludos a los participantes y madres y padres que repiten actividad.
Tras repetir las tres normas básicas que solemos tener al taller, preguntamos si ellos también querían aportar alguna norma que nos pudiera ayudar a hacer las actividades mejores. En ambos grupos acordamos que aceptaremos también las normas que la biblioteca propone a sus usuarios, ya que estamos dentro de sus instalaciones. De ese modo, además de nuestras normas comunes, hemos aceptado las siguientes: prohibido gritar y molestar a otros usuarios, comer dentro de la biblioteca y también está prohibido romper el material que tenemos a nuestra disposición dentro de la biblioteca, como también deteriorarlo por un mal uso.  


Repartidas las copias, comenzamos explicando entre todos qué es una fábula, una moraleja, una narración, un cuento, un consejo.... Fuimos diferenciando estos conceptos unos de otros para darnos una idea de por dónde trataría la sesión y es que para nuestro primer encuentro teníamos cuatro fábulas de Esopo y en ambas podríamos extraer distintos aprendizajes, moralejas y consejos. De ahí la importancia de la diferenciación de los conceptos.
Acabamos acordando que entre una moraleja y un consejo la clave está en que mientras que en la moraleja el aprendizaje es opcional y en muchos casos está oculto, en el consejo suele ser más más directo y de más obligado cumplimiento. Como ejemplos pusimos los que nos dan nuestros padres, profesoras o amigos.

De las cuatro fábulas solo alcanzamos a leer tres, pero pudimos analizarlas, incluso contextualizándolas desde nuestras perspectivas vitales. En la fábula "002 - El águila y el escarabajo" nos preguntamos qué ocurriría si en lugar de un escarabajo fuéramos nosotros los personajes, si yo fuera a quien le hacen daño y alguien quiere vengarme, si yo fuera quien desea vengar a un amigo que le han hecho daño o si yo fuera la persona que hace el daño. De ahí salieron estas preguntas: ¿qué significa vengarse de alguien? ¿Es justa la venganza? ¿Es proporcional la venganza de "ojo por ojo y diente por diente"? (...)


Incluso la lectura de otra fábula nos amplió bastante el campo de las preguntas y de las temáticas para analizar si tenemos que hacer caso a las personas más fuertes que nosotros o si estas personas pueden aprovecharse de nosotros solo por ser pequeños, más débiles. En esta Fábula "047 - El león y el asno" empezamos a preguntarnos el porqué de que haya gente que trate de aprovecharse de otras personas y qué se puede ganar aprovechándose del otro, sea más fuerte, débil o igual que nosotros. 


Dejamos como tarea para casa la lectura de la última fábula que no pudimos analizar nosotros. Este es un trabajo que, como recordamos, es de la familia. En nuestros talleres las familias tiene un papel fundamental. Ellas son quienes completan y llevan a casa ese espacio de diálogo filosófico que se abre en nuestras comunidades de indagación o investigación.
Tras esta tarea, la próxima sesión analizaremos qué hemos visto en casa y qué moralejas, consejos y aprendizajes podemos sacar de la lectura.
Obviamente esta no es una actividad obligatoria, sino que pretende abrirse como un posible espacio al diálogo democrático en el que los padres o madres no enseñan a las hijas e hijos lo que saben a través de su experiencia. Más bien, y por medio de la pregunta y la investigación honesta, queremos que se empapen del detalle menudo o que traten de ver que lo que parecería ser obvio puede que no lo sea. Así la familia, en su totalidad, tiene la opción de encaminarse a la equidad de ser desconocedores de el fin de esta investigación o del objetivo de la hipótesis planteada. 
Sabemos que los niños son expertos en buscarles una pregunta nueva, un nuevo "por qué", a una respuesta obvia. Esto nos desvela que la complejidad está ahí queramos o podamos estar atenta a ella o no.
Una interesante pregunta que dejamos abierta, por falta de tiempo, fue la de María Ángeles. Ella nos preguntó a todos: ¿Por qué casi siempre los leones son los malos en las fábulas y en la narraciones?
Ahí lo dejamos como invitación a vuestra propia investigación filosófica desde los comentarios o desde nuestra página de FB o nuestra cuenta de Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada