Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas dirigidas y animadas por Jorge Sánchez-Manjavacas Mellado.
Pásate también por la Filoventana blog hermano de este.
La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto

domingo, 9 de febrero de 2014

Resumen: V Vino Filosófico. Saborea Criptana 8/2/14. La religión




La sesión comenzó dando, como siempre, los 10 minutos de cortesía para que la gente puediera tomar asiento y llenar las copas para la cata comentada del vino que Saborea Criptana preparó: San Valentín.

Además, para la ocasión contamos con la ayuda de Nuria Muñoz para apreciar los matices de este vino semidulce y realizar, adecuadamente, los procedimientos de la cata.

Al comenzar la parte filosófica nos paramos a entender cuál es la etimología del concepto de religión. Así que vimos qué dijo Cicerón, Lactancio y Ortega y Gasset sobre las diferentes percepciones del concepto de religión y de la persona considerada religiosa.


Destacamos algunas de las preguntas que fueron saliendo en el transcurso de la actividad:

¿Pueden convivir ciencia y religión?
¿Es la superstición los últimos coletazos del mito en nuestra sociedad actual?
¿Sacia la religión nuestras preguntas sin respuestas?
¿La imposición de dogmas en los niños no les convierte en adultos frustrados?
¿Pueden nuestros paradigmas ser tan poco “seguro”?
¿Podemos vivir en la incertidumbre, en verdades no permanentes?
¿Es realmente el cristianismo antinatural?
¿Pueden nuestra sociedad española vivir y conocer una religión que no sea la mayoritaria?

Además, durante la actividad fuimos comentando e incorporando algunos textos que venían a colación por las ideas expuestas de los asistentes.

A primera vista, parece un enigma cómo sea posible enlazar la tendencia a emancipar al individuo de los lazos que le unen al mundo, propios del calvinismo, con la indudable superioridad del calvinismo en la organización social. Ello es una consecuencia del matiz que adquirió el cristiano amor al prójimo. Bajo la presión del aislamiento interior del individuo realizado por la fe calvinista.

[…]El Dios del calvinista no exigía de sus fieles la realización de tales o cuales buenas obras, sino una santidad en el obrar elevada a sistema; así, el penitente posee una regla segura con la que sabe a qué atenerse exactamente, y por la cual orienta y dirige toda su vida. Prudente, alerta y precavido, vive con arreglo a la ley.

Max Weber, La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Pág. 129 y 149.



El elemento común está, según ya hemos indicado, en el hecho de que siempre que los griegos tuvieron experiencia de lo Divino mantuvieron los ojos constantemente fijos en la realidad, resultando todas sus experiencias orientadas en esta dirección. […]La religión griega es mucho más rica y mucho menos limitada en su desarrollo. No consiste en enseñanzas reveladas y sólo en medida limitada conciliables con un pensar racional; brota de una copiosa profusión de imágenes míticas del mundo cuyas características varían constantemente.

Werner Jaeger, La teología de los primeros filósofos griegos. Pág. 172



Los preceptos éticos que propone el budismo constituyen, pues, puntos de referencia, llamamientos al altruismo y a una actitud constructiva para con uno mismo, consejos similares a los de un médico. Ponen de relieve las consecuencias de nuestros actos y nos incitan a evitar los que provocan el sufrimiento a corto o largo plazo. […]Como observa Jean-Jacques Rousseau: <<El rico siente poca compasión por el pobre porque es incapaz de imaginarse siendo pobre>>. El pescador inflige una cruel tortura al pez porque es incapaz de imaginarse siendo un pez. La ética budista exige que luego que lo amemos como a nosotros mismos y, por último, que le concedamos toda la importancia, pues al fin al cabo nosotros somos un solo ser, mientras que los demás son innumerables.

Matthieu Ricard, En defensa de la felicidad. Cap. El punto de vista del otro. Pág. 291



Cuando se pierde el gran Tao, aparecen la moralidad y el deber. Cuando la inteligencia y el conocimiento prosperan, surgen las grandes mentiras. Cuando nace el desacuerdo entre parientes, aparecen el deber filial y el amor. Cuando la confusión se expande por el estado, surgen los leales funcionarios.

Lao Tse, Tao Te King. XVII, Pág. 64



La “ley”, la “voluntad de Dios”, la “Sagrada Escritura”, la “inspiración”, son palabras que expresan sin excepción las condiciones bajo las cuales aseguran su dominio. Estos conceptos constituyen la base de todas las organizaciones sacerdotales, de todos los señoríos sacerdotales o filosófico-sacerdotales. La “santa mentira”, que Confucio, El  Código de Manú, Mahoma y la Iglesia cristiana tienen de común, no falta tampoco en Platón. “Es dada la verdad”: esto significa que allí donde se afirma; el sacerdote miente…

Friedrich Nietzsche, El anticristo. Pág. 106.



Por último, y como es requerido, elegimos el tema del próximo (VI) vino filosófico: El Valor (la valentía)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada