Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas dirigidas y animadas por Jorge Sánchez-Manjavacas Mellado.
Pásate también por la Filoventana blog hermano de este.
La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto

lunes, 6 de enero de 2014

Resumen: IV Café Filosófico. Bar-Alternativo MoMA. ¿Qué nos diferencia a hombres y a mujeres? ¿Qué nos iguala? 4/1/14

Nuestro primer café filosófico del año 2014 no pudo haber empezado de mejor manera. Un grupo de hombres y mujeres que se dispusieron a discutir, con tolerancia y respeto, sobre las diferencias y las igualdades entre ambos sexos.
Durante la sesión percibimos grandes diferencias biológicas, legales, de roles, genéticas, hormonales, etc.
Sin embargo, también pudimos detectar como una construcción social patriarcal había denostado el papel de la mujer durante mucho tiempo. 

Recorrimos textos de Aristóteles, Rousseau, Simone de Beauvoir, etc. E hicimos un breve recorrido por pensadoras occidentales de todos los tiempos cuya aportación ha sido clave para el desarrollo del pensamiento y la reflexión. 


Ahí van algunos de los textos que analizamos entre todos:

Consideren la posición paradójica de las mujeres en el drama griego. Por una parte, las mujeres griegas tenían prohibido asistir a las representaciones, aunque, en época posterior, en siglos más ilustrados, se les permitía ir al anfiteatro. Pero solo podían sentarse en las partes desde las que peor se veía el escenario. Y piensen, sin embargo, en las mujeres heroicas del teatro griego, mujeres de acero, protagonistas de las tragedias más grandes de Sófocles y Eurípides, como Antígona, Fedra y Medea. Del libro El problema de Spinoza, de Irvin D. Yalom.

El hombre se eleva sobre el animal al arriesgar la vida no al darla: Por eso la humanidad acuerda superioridad al sexo que mata y no al que engendra. Tenemos aquí la llave de todo el misterio [...] El hombre asegura la repetición de la Vida al transcender la Vida por la existencia, y por medio de esa superación crea valores que niegan todo valor a la pura repetición [...] Al plantearse como soberano encuentra la complicidad de la mujer misma, porque ella es también un existente, está también habitada por la transcendencia y su proyecto no es la repetición, sino su superación hacia un otro porvenir; ella encuentra también en el corazón de su ser la confirmación de las pretensiones masculinas. [...] Su desgracia es haber sido consagrada biológicamente a repetir la Vida, cuando a sus mismos ojos la Vida no lleva en sí sus razones de ser y esas razones son más importantes que la vida misma [...]

Poco a poco el hombre ha mediatizado sus experiencias, y tanto en sus representaciones como en su existencia práctica, ha triunfado el principio macho. El Espíritu le ha hecho triunfar sobre la Vida, la transcendencia sobre la inmanencia, la técnica sobre la magia, y la razón sobre la superstición. La desvalorización de la mujer representa una etapa necesaria en la historia de la humanidad, porque su prestigio no provenía de su valor positivo, sino de la debilidad del hombre; en ella se encarnaban los inquietantes misterios naturales: el hombre escapa de su autoridad cuando se libera de la naturaleza.  El Segundo Sexo, Simone de Beauvoir
 
Finalizamos, como viene siendo habitual, eligiendo el tema del V Café Filosófico (sábado, 1 de febrero a las 20:00): ¿Cómo definir a la sociedad ideal?

No hay comentarios:

Publicar un comentario