Koiné: Lengua común o habla común. Pretende generar unas actividades de Filosofía Aplicada y prácticas filosóficas.

lunes, 22 de febrero de 2021

Lo que Baba Yagá te da

Hace ya algunos meses, en noviembre de 2020, salía a la luz un texto preciosísimo de la escritora manchega María Zaragoza. El libro en cuestión es Baba Yagá (Aristas Martínez, 2020).
En este texto he tenido la suerte de poder participar activamente desde una actividades basadas en el programa de Filosofía para Niños (Lipman-Sharp).
La mayoría de actividades están encaminadas a desarrollar, promocionar y estimular el diálogo en clase. 
 

La suerte de este proyecto no solo se ha visto enriquecida por trabajar codo con codo con esta grandísima escritora a la que estimo profundamente, también colaborar con una editorial que se atrevió a dar el salto de introducir en su proyecto un código QR que permitiría unir el libro a una página Web (la del Centro de Filosofía para Niños) y permitir que el texto saliera del libro, aterrizara en la lectura y en las preguntas de cada una de las personas que lo leyeran, fueran niños/as, jóvenes o adultos. Incluso un texto que puede ser leído en casa y que, desde las actividades, se puedan permitir la creación un espacio de diálogo honesto, sincero y comprometido. 

Fotografía de Javier Caró

No puedo olvidarme de, en este punto, agradecer el apoyo del Centro de Filosofía para Niños, en concreto a su Junta Directiva, que avaló el proyecto y acogió la propuesta con muy buen ánimo. Tampoco voy a olvidarme de El Rubencio, un ilustrador que he conocido por este texto y que me ha mostrado que las imágenes hablan y que la idea de acompañar imágenes a palabras, ideas y conceptos no solo es un arte, además es una pasión. 

Desde que el libro salió a las librerías, las felicitaciones han llegado por muchos sitios. Docentes, familias, incluso compañeros de profesión han visto aquello que yo quería mostrar con este dossier de actividades. 

En esta festival, María y yo pudimos tener una bonita charla con jóvenes sobre el texto, la creación, el dilema que presenta y la apuesta por dar voz y escuchar a las infancias y a la gente joven. Lo que nos tienen que decir o cómo nos están demandando un tipo de atención que tal vez no estamos sabiendo ver.



Lo cierto es que también tuvimos la suerte de estar en el programa de radio Menudo Castillo (minuto 73), desde el que hablamos de las cuestiones que atraviesan el texto y los objetivos del dossier. Fue, sin lugar a dudas, una entrañable experiencia.
 
Próximamente saldrá un pequeño texto escrito a 6 manos, María, Aristas Martínes y un servidor, en la revista Pensar Juntos del Centro de Filosofía para Niños desde donde también podremos hablar y explicar parte de este proceso tan enriquecedor y posibilitador.

Queden estas últimas palabras para agradecer, en primer lugar, a María Zaragoza por su cariño, su estímulo y sus consejos. Porque el tema de las editoriales a mí me queda lejos. A la editorial por acoger de una manera tan ilusionante mi dossier y una petición a todos mis compañeros/as que se dediquen al filosofar en el aula, a la Filosofía para Niños o, simplemente, al estímulo del pensamiento en las infancias: intentadlo, no paréis de perseguir estos proyectos porque tal vez no todo el mundo los entienda, tal vez cueste que lo comprendan, pero hay quien te da la oportunidad y te permite mostrar todo lo que este programa tiene aún por darnos.
Fotografía de Javier Caró
Fotografías de Javier Caró
Ilustraciones El Rubencio
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La filosofía no promete asegurar nada externo al hombre:[...] el objeto del arte de vivir es la propia vida de cada cual.
Epicteto